nuestra historia

Fue fundada el 18 de septiembre de 1937 en una importante Asamblea realizada en el Centro Recreativo Paz y Unión, con el fin de acercar y unir a todos los hombres de buena voluntad productores o no, pero con las mismas ansias de ideal superación en todas las manifestaciones de la vida y defender a los asociados en sus legítimos derechos, creando las virtudes sociales y culturales necesarias para mantener el orden y la paz, suprema bendición dispensada a los pueblos generosos y progresistas. La primera Comisión Directiva estuvo constituida de la siguiente forma. Presidente: Carlos María Ruiz. Vicepresidente: Jacinto Montero. Secretario: Santiago Escandell. Prosecretario: T. Manuel Braña. Tesorero: José Echezarreta. Protesorero: Juan Pedro Guigou. Bibliotecario: Antonio Guinovart. Vocales: Alberto Meyer y Abraham Feller. En los períodos siguientes la Comisión Directiva tuvo como presidentes a los Sres. Santiago Escandell, T. Manuel Braña, Q.F. José Joaquín Barrenechea, Dr. Werner Liesegang, Raúl Pessi, Tomás Charbonnier, W. Beltrán Calcaterra, Abel Charbonnier, Aníbal Feller, Alejandro Antuña, José Luis Erostarbe, Esc. Hernán de la Fuente, Ing. Aparicio Hirschy, Raúl Bertón, Gabriel Calcaterra, Ing. Agr. Julio Iza, Wilfredo Gauthier, Héctor Mario Eugui, Lázaro Bacigalupe, Esc. Juan ángel de la Fuente y Ing. Agr. Andrés Alayón. Distintos hechos han marcado esta rica trayectoria como la adquisición de la sede social, y sus posteriores reformas, la construcción del gimnasio y la realización de la Primera y Segunda Fiesta Nacional del Trigo en los años 1974 y 1975, así como la realización anual de la Exposición Feria Ganadera, entre otros. La Asociación Agro-Pecuaria de Dolores se ha destacado por su intensa actividad gremial, propiciándose gestiones, reuniones de productores y asambleas donde han surgido diversas iniciativas. Tampoco ha estado ausente de las elevadas manifestaciones del espíritu que intensamente vive nuestra comunidad ya que apoya en forma constante las expresiones culturales de la misma, así como el desarrollo de las actividades sociales y deportivas.

Actualmente se reasume el compromiso, sin claudicaciones, de continuar la obra de los visionarios fundadores, con los desafíos siempre complejos que los nuevos tiempos suponen, bregando por la constante superación en defensa del sector agropecuario.